Mesita de noche a la que dimos una mano de pintura plateada, envejecimos con una pátina de cera al betún de Judea, y por último forramos su interior con este bonito papel.

ASÍ QUEDÓ

ASÍ ESTABA

Uso de cookies

Utilizamos cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR